ARGENTINA: TIEMPOS DE CORONAVIRUS. TIEMPOS DE ABUSOS DE AUTORIDAD

En tiempos de pandemia como la que vivimos, trae para los indígenas y no indígenas, no solo consecuencias en la salud, sino también en sus derechos individuales y colectivos. Medidas extremas y arbitrarias, tienen como actor principal a miembros de una fuerza de seguridad, en este caso, es la Gendarmería Nacional. Sabemos, que no es la primera vez que sucede, Santiago Maldonado y Rafa Nahuel, entre otros, son hechos que no tienen que suceder NUNCA MAS.

La imagen puede contener: cielo, casa y exterior

Es lo que nos moviliza a compartir la siguiente Carta que se titula “Cieneguillas – Carta Abierta a las Autoridades”. En ella se denuncia, que personal de la Gendarmería Nacional, secuestra a los miembros de las comunidades indígenas, las hojas de coca para la práctica del “coqueo”.

A continuación compartimos el texto de la citada:

CIENEGUILLAS 

CARTA ABIERTA A LAS AUTORIDADES!!

Buenas Tardes, a través de este medio quiero dar a conocer el accionar del personal de gendarmería nacional con asiento en la localidad de Cieneguillas.

Sabemos que mucho de los miembros de gendarmería notamos su predisposición y compromiso para ayudar en esta situación tan difícil que estamos atravesando pero lamentablemente notamos que no todos tienen la misma voluntad. Comentarles que el día de ayer en la localidad de cieneguillas mientras retornaban pobladores de las localidades de Santa Catalina, Cienaga, Oratorio y otros en un servicio de transporte habilitado exclusivamente para que dichos pobladores puedan abastecerse de insumos básicos, el personal de gendarmería con asiento en la localidad de CIENEGUILLAS procedió a secuestrarles las escasas hojas de coca que llevaban estas personas para su consumo.

Notar que es un hecho indignante y discriminatorio por cuanto se trata de personas humildes, quienes aprovechando esta posibilidad de viajar a la ciudad de La Quiaca quizás después de mucho tiempo y con esfuerzo lograron abastecerse de una pocas cantidades de hojas de coca, que como todos sabemos el COQUEO es una costumbre milenaria de los pobladores originarios, es un símbolo de identidad, forma parte de la idiosincrasia de nuestros pueblos, es lo que no entienden o no quieren entender algunos miembros de gendarmería nacional, que masticar la hoja de coca no es ilegal, si nos remitimos a la ley N° 23.737 Art. 15° que dispone “LA TENENCIA Y EL CONSUMO DE COCA EN SU ESTADO NATURAL, DESTINADO A LA PRACTIVA DE COQUEO O MASTICACION O A SU EMPLEO COMO INFUSION, NO SERA CONSIDERAR COMO TENENCIA O CONSUMO DE ESTUPEFACIENTES”.

Por ello se quiere llevar a la reflexión de los agentes de gendarmería, que estos pobladores bajo ningún concepto tienen la idea de comercializar o transformar las hojas de coca, sino que se tratan de personas mayores, abuelitos que necesitan su coquita para poder realizar sus actividades diarias.

FUENTE: José Sajama – Comunicador

OEA: LOS ESTADOS DEBEN ATENDER A LOS PUEBLOS INDÍGENAS ANTE LA CRISIS SANITARIA DEL COVID-19

Compartimos el comunicado de prensa de la Secretaria General de la OEA:

La Secretaría General de la OEA sobre situación de la población indígena durante la crisis del COVID-19

https://i0.wp.com/www.oas.org/imgs/feature/oea-covid-poblacion-indigena-es.jpg

3 de abril de 2020.

La Secretaría General de la OEA llama a los Estados Miembros a tener especial atención con sus poblaciones indígenas durante la crisis sanitaria producida por el COVID-19.

Considerando la doble situación de vulnerabilidad que sufren las comunidades indígenas por su marginación histórica más el aislamiento geográfico, urgimos a las autoridades locales, regionales y nacionales de cada Estado Miembro a que trabajen de manera coordinada con protocolos específicos que apunten a resguardar la salud y bienestar de su población indígena desde un enfoque intercultural, como se contempla en la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas, aprobada en 2007, y la Declaración Americana de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de los Estados Americanos, aprobada en 2016.

Asimismo, la Secretaría General exhorta a los Estados Miembros a que generen programas y políticas específicas para el sostenimiento de las economías de las comunidades indígenas, con el objetivo de mitigar las secuelas sociales y económicas derivadas de la pandemia.

Finalmente, la Secretaría General invita a los Estados Miembros y la comunidad internacional a mantener, en esta crisis global, el mismo espíritu de unidad, solidaridad y reciprocidad que ha sido la base histórica de los pueblos indígenas.

FUENTE: OEA

 

ABYAYALA: LLAMAMIENTO DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS, AFRODESCENDIENTES Y LAS ORGANIZACIONES POPULARES DE AMÉRICA LATINA.

https://lh3.googleusercontent.com/proxy/nadzrmmvKfqZZADzC4JZI5KeKKaiSQZMXCouSj8dsvYniq1qDd440eBvxn3KHn0xMXCXMgLbGwtJKaJCSdlEViHITgQe4WNOEPYrIKmIduqciYr3HBnaH3pxHdttfUaLWL-KNFFcGUClRyCeG-40drQmCRu791w

La crisis que globalmente ha provocado el COVID-19 nos presenta una encrucijada a los pueblos de Abya Yala – América Latina. Las organizaciones populares somos la primera línea de resistencia frente a las peores expresiones del sistema en descomposición:

Estamos atravesando una crisis integral que amenaza la vida en todas sus formas. El COVID-19 se transformó en pandemia en un momento de agudización de la crisis  capitalista y de reiterados intentos desde el poder económico de que la clase trabajadora cargue a sus espaldas con la recomposición de la tasa decreciente de ganancia empresarial; que confluye con el debilitamiento de los sistemas de salud, el deterioro de las condiciones de vida y  el despojo de lo público como resultado del giro neoliberal. La asfixia a la que nos someten la deuda externa, los organismos internacionales y el agobio permanente del imperialismo contra nuestra soberanía le dan forma a un escenario que anticipa las graves consecuencias. 

En una América donde nos negamos a aceptar los ajustes estructurales y el desembarco de nuevas políticas imperialistas, y donde nuestros pueblos han encarnado importantes levantamientos populares en los últimos meses, la pandemia se ha convertido en una excusa para legitimar la presencia de las fuerzas armadas en nuestros territorios e implementar medidas de ajuste y el deterioro de las condiciones de existencia de la clase trabajadora. Asimismo, esta crisis puso de manifiesto nuevamente la brutalidad de la violencia patriarcal sobre las mujeres y disidencias sexuales, así como la exclusión histórica de los pueblos indígenas y afrodescendientes expuestos a enfrentar la pandemia en condiciones de vulnerabilidad extremas. 

Como es la mejor tradición de nuestra gente, somos las organizaciones del pueblo, obreras, campesinas, de pueblos originarios, feministas, afrodescendientes, piqueteras, de pobladoras/es, de los barrios, las que estamos poniendo el cuerpo, la cabeza y el corazón en desarrollar respuestas inmediatas, pero también para proyectar una salida a esta crisis que no sea una vuelta atrás a la salvaje normalidad capitalista, sino un camino hacia una sociedad distinta. Ello será posible si tomamos lo mejor de nosotros como pueblos, los lazos comunitarios y de unidad popular, territorial y regional, que alimentemos durante esta batalla, serán parte del tejido que construya los horizontes de transformación en Abya Yala. 

Ante la falta de vivienda ocupamos territorios y construimos casas; ante la falta de trabajo organizamos cooperativas, recuperamos fábricas y enfrentamos cierres, despidos y suspensiones; ante el ataque patronal peleamos por mejores condiciones de trabajo a través de huelgas; ante la falta de educación generamos escuelas; ante la opresión hacia las mujeres y disidencias construimos feminismos populares; ante la explotación construimos organización sindical de base y luchamos contra la precarización y por salarios dignos hasta las últimas consecuencias; contra el hambre construimos comedores y merenderos populares; ante la crisis climática desarrollamos la agroecología; frente el monocultivo y el monopolio de los alimentos, construimos territorios campesinos agroalimentarios para garantizar la soberanía y autonomía alimentaria; ante la militarización, el paramilitarismo y el narcotráfico hacemos sustitución de cultivos y luchamos contra la violencia estatal. Nuestra alternativa es de vida contra los que nos proponen muerte.

Frente a la política de fronteras cerradas y de fragmentación, y frente a la xenofobia y el neofascismo que proponen desde arriba, retomamos el horizonte de la solidaridad continental y la unidad de los pueblos. 

Frente a las políticas de los y las capitalistas, para usar la crisis como revestimiento del ajuste, profundicemos y replanteemos nuestras luchas históricas por la defensa de los territorios, la vida y la socialización de las riquezas, construyamos poder popular y comunitario. 

Por eso, exigimos a los gobiernos y llamamos a los pueblos:

  • Priorizar la vida sobre la deuda. No al pago de la deuda externa, investigación exhaustiva y condonación de la misma. Es criminal que se escatimen fondos a la salud y los derechos, por pagar las obligaciones con el FMI y otros acreedores. Los sistemas de salud y de protección social para enfrentar la pandemia son la prioridad. Necesitamos recuperar nuestra riqueza estratégica y el manejo de bancos y comercio exterior, fuente permanente de la sangría económica de los países latinoamericanos. Solo una política de soberanía económica, desde el avance del poder popular, puede aliviar la crisis económica y la mundial que estamos empezando a vivir.
  • Combatir las desigualdades. Impuesto extraordinario a los ricos, a la ganancia de los bancos y las grandes empresas, a los que fugaron capitales. Que los gobiernos asuman el papel de eliminar las desigualdades promovidas por el mercado, que las inversiones necesarias en políticas de emergencia se financien enfrentando la concentración de la riqueza, no con rebajas salariales a los trabajadores. Reorientar las líneas de producción de las grandes empresas para la generación de insumos destinados a combatir el coronavirus, así como las enfermedades que soportamos sin atención del Estado como la desnutrición, el dengue, el chagas y la tuberculosis. 
  • Fortalecimiento urgente de los sistemas de salud pública. Inversión urgente y prioritaria en el sistema público de salud, estatización de la salud privada y fortalecimiento de las medidas de contención pandémica por parte de los estados. La pandemia reafirma la necesidad de que todos y todas reciban asistencia de salud universal, fortaleciendo la promoción pública de estos servicios. Que los Estados tomen control de la producción y        administración de todos los insumos necesarios para enfrentar la crisis con participación y control de los y las trabajadoras. Eliminación del sistema de patentes sobre los medicamentos para desarrollar con plenitud la investigación y aplicación científica para resolver los problemas humanos, y reconocimiento a la medicina originaria y ancestral.
  • Por trabajo con todos los derechos. Ingreso universal garantizado para todas y todos, prohibición de despidos y suspensiones. Es esencial reconocer los derechos de las y los  trabajadores para vivir una cuarentena digna. Que esta emergencia no sea la excusa para seguir avanzando en la precarización del trabajo. No al cierre de empresas, apoyo estatal a su ocupación y recuperación por parte de los y las trabajadoras. 
  • La vivienda y el hábitat digno como derecho social.La cuarentena solo puede realizarse bajo un techo, con servicios básicos garantizados y en un barrio saludable. Es necesario suspender desalojos, pagos de alquiler y de servicios; las políticas de hábitat deben direccionarse hacia una reforma urbana integral que garantice el acceso a la vivienda en barrios dignos para todas las familias trabajadoras. Acceso universal al agua, luz y gas y urbanización de los barrios populares: no hay lucha contra la pandemia sin que todas las personas puedan tener agua potable, gas y acceso a la electricidad en el hogar, barrio o comunidad. Ni casas sin personas, ni personas sin casas. Requisición de propiedades vacías para la población en situación de calle y albergues populares. 
  • Enfrentar el hambre y garantizar la alimentación universal. Priorizar el financiamiento y el rol de la agricultura familiar cooperativa, comunitaria y agroecológica en el abastecimiento de alimentos para el pueblo, comedores, merenderos y cocinas comunitarias: es necesario avanzar en la promoción del acceso a los alimentos, como una forma de impulsar la economía y no causar una crisis de suministro. Garantizar una canasta básica con precios regulados y exentas de impuestos. Exigir sanciones a la especulación con los precios el acaparamiento de supermercados e intermediarios. Condonación de las deudas de los campesinos y campesinas, la redistribución de la tierra productiva e implementación de sistemas de protección y colonias agroecológicas con financiamiento del Estado.
  • Contra la mercantilización de la naturaleza. Necesitamos recuperar la soberanía sobre nuestros bienes comunes como el agua, el gas, el petróleo, la tierra, riqueza estratégica que es usurpada por pulpos económicos con las complicidad de gobiernos y la burguesía local. Pleno respeto a los territorios de los pueblos y replanteo del modelo económico y extractivo. La explotación de recursos naturales debe respetar a la madre tierra como así a los pueblos que la habitan.
  • Fortalecimiento del cerco sanitario y asistencia humanitaria con garantía de soberanía de los territorios a pueblos originarios, nacionalidades indígenas y afros. Especialmente a todo aquellos cuyo hábitat se encuentra en ecosistemas vitales como la Amazonía, para quienes la amenaza epidemiológica puede significar un etnocidio. Fortalecimiento del gobierno propio y sus sistemas para la pervivencia territorial y cultural de la vida de los pueblos indígenas y afros. Prohibición de desalojos y acciones que violen la soberanía de los pueblos indígenas. 
  • Políticas reales para enfrentar la violencia machista. Con las medidas de aislamiento social, existe la posibilidad de aumentar la violencia doméstica y otras formas de violencia contra las mujeres. Que para las mujeres, cis y trans, la expansión de las plataformas tecnológicas para garantizar su uso cuando la violencia contra las mujeres es un hecho no es suficiente para prevenirla y erradicarla. Presupuesto para prevenir femicidios y transfemicidas. Refugios para personas en situación de violencia, entrega de subsidio económico especial a sobrevivientes. Planes de empleo y educación orientados hacia mujeres y disidencias. 
  • Más prevención, no a la represión. Muchos gobiernos han utilizado el contexto del coronavirus para intensificar la lógica represiva y de vigilancia, y para aumentar el encarcelamiento de los más pobres, de líderes comunitarios, defensores y defensoras de derechos humanos. Es hora de reducir la población carcelaria como un problema de salud pública. También es necesario revalorizar las autoridades propias y las guardias comunitarias, indígenas y populares que cuidan los territorios ancestrales y están siendo un efectivo organismo comunitario para cuidar la vida en el campo y en la ciudad.
  • No a la intervención política, economica y militar imperialista. Rechazamos de manera categórica el uso de la crisis como excusa para una intromisión militar en Venezuela por parte del imperialismo yankee y sus socios, el asesinato permanente de líderes indigenas y populares en Colombia, la feroz represión de los regimenes golpistas en Bolivia y Honduras, del gobierno antipopular de Piñera en Chile, asi como la expansión de proyectos extractivos en territorios indígenas y campesinos. Exigimos que se levanten los bloqueos hacia Cuba y Venezuela.
  • Ayuda Humanitaria Internacionalista. Exigimos a los gobiernos que soliciten ayuda humanitaria a Cuba y a otros países que han desarrollado experiencia técnica para enfrentar la pandemia y que pueden ayudar a contener el brote de Covid-19 en las ciudades donde la pandemia se ha expandido con más crudeza, cómo Guayaquil y San Pablo.

Contra la riqueza de pocos, por la lucha de los pueblos 

¡Por la vida, no el FMI! 

Como luchan los pueblos latinoamericanos:

Diciendo-haciendo, diciendo-haciendo, diciendo-haciendo, ¡carajo! 

¡Solidaridad internacionalista, YA!

 Documento en PDF

Adhesiones:

fru@resistencia-urbana.org

comunicacion@conaie.org

CONAIE Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador-Ecuador

Congreso de los Pueblos-Colombia

MTST Movimiento de Trabajadores Sin Techo-Brasil

CONFENIAE Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana-Ecuador

FPDS Frente Popular Darío Santillán-Argentina

ONIC Organización Nacional Indígena de Colombia-Colombia

FOL Frente de Organizaciones en Lucha- Argentina

Ukamau-Chile

CRBZ Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora-Venezuela

CNTE-SNTE Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación-México

AUTE Sindicato Electricista-Uruguay

Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’Kej- Guatemala

CNA Coordinador Nacional Agrario-Colombia

Movimiento de los Pueblos/por un socialismo feminista desde abajo.(Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional-Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social -Izquierda Latinoamericana Socialista-Movimiento 8 de Abril)-Argentina

CLOC (ANAMURI, Ranquil, Conaproch, Red Apícola Nacional, ANMI)-Chile

FENASIBANCOL Federación Nacional de Sindicatos Bancarios Colombianos-Colombia

MPA Movimiento de Pequeños Agricultores -Brasil

CRIC Consejo Regional Indígena del Cauca-Colombia

UTT Union de Trabajadores de la Tierra-Argentina

PCN Proceso de Comunidades Negras-Colombia

CONAMURI Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas – Paraguay

União Nacional de Trabaladoras(es) Camelôs, Feirantes e Ambulantes do Brasil-Brasil

MICC Movimiento Indigena y Campesino de Cotopaxi – Ecuador

PAPDA Plate-forme haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif-Haiti

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz-Colombia

Feminismo Comunitario Antipatriarcal – Bolivia

Movimiento Insurgente – Bolivia. 

MNCI Movimiento Nacional Campesino Indígena “Somos Tierra”- Argentina

CENPAZ Coordinación Nacional de Paz-Colombia

MBL Movimiento de Barrios en Lucha-Ecuador

Brigadas Populares-Brasil

Zona humanitaria de San pedro del Ingara Chocó Territorio de paz-Colombia

UNORCAC – Unión de Organizaciones Campesinas de Cotacachi – Ecuador

MTD Aníbal Verón-Argentina

FOB Autónoma-Argentina

FOB La Libertaria-Argentina

MTR por la democracia directa-Argentina

FAR Frente Arde Rojo/COPA-Argentina

Frente Popular – Ecuador

Coordinadora Simón Bolívar-Venezuela

Radio al Son del 23-Venezuela

Plataforma de Lucha Campesina- Venezuela

Colectivo Caminos Verdes-Venezuela

FNL Frente Nacional de Lutas -Brasil

Movimiento de Mujeres por la Vida de Cajibio y Popayán-Colombia

Comité por la Abolición de las deuda ilegítimas CADTM Abya Yala Nuestra América (Colombia, Haití, Uruguay, Argentina, Venezuela, Brasil y Puerto Rico)

Red Emancipa de Educación Popular-Brasil

Feministas del Abya Yala

MPLT Movimiento Pueblo Lucha y Trabajo-Argentina

Pañuelos en Rebeldía-Argentina

Red de la Diversidad-Bolivia

Escuela Popular Permanente-Chile

Juntos! – Juventud en Lucha-Brasil

FECAOL Movimiento Nacional Campesino – Ecuador

Asociación de Trabajadores  y Trabajadoras del Transporte (ASOTRASET) – Ecuador

Corriente Sindical Carlos Chile-Argentina

Colectivo Whipala-Bolivia

Plataforma por la Auditoría Ciudadana de la Deuda de Colombia

OLP Resistir y Luchar-Argentina

Colectivo Alexis Vive-Venezuela

Venceremos Partido de Trabajadores-Argentina

Corriente Social y Política Marabunta-Argentina

Convergencia 2 de Abril-Chile

Democracia Socialista-Argentina

ASL Acción Socialista Libertaria-Argentina

La Junta-Peru.

Venceremos Abriendo Caminos-Argentina

ORG Organización Revolucionaria Guevaristas-Argentina

Organización Política Presentes por el Socialismo “PPS” – Colombia

CPI Corriente Política de Izquierda -Argentina

Adhesiones:

fru@resistencia-urbana.org

comunicacion@conaie.org

FUENTE: CONAIE

 

ARGENTINA: LOS PUEBLOS INDÍGENAS TAMBIÉN SOMOS PARTE DE LA PREVENCIÓN II

El Centro de Idiomas Universitario (CUI), recomendación para la prevención del Coronavirus Covid-19, en idiomas de los pueblos indígenas. 

Las recomendaciones están disponibles en los idiomas Guarani, Gunun A Yajuch, Mapudungun, Quechua (Runa Simi), Qom (Toba), que a continuacion compartimos:

CUI CORONAVIRUS

CUI CORONAVIRUS2

Asimismo, en la Provincia de Buenos Aires, la Secretaria de Derechos Humanos, presento un spot #coronavirus Más unidos que nunca.  Reforcemos nuestros lazos de solidaridad, cuidémonos entre todas y todos.”, también disponible en los idiomas originarios Guarani, Quechua (Runa Simi), Qom (Toba) y Mapudungun:

ARGENTINA: HASTA SIEMPRE HNO. VALERIO COBOS

Nos dejo una Autoridad Indígena de la Comunidad Honat Leles – Pueblo Wichi (Embarcación Salta), Hno. Valerio COBOS quien marco camino con su ejemplo, constancia, lo recordará su familia, su pueblo y el movimiento indígena. 

VALERIO COBOS

Desde Salta participó del ENOTPO, impulso la defensa de los derechos colectivos de su Pueblo Wichi. 

Valerio Cobos1

Por su compromiso, rendimos este homenaje, que su legado se multiplique en memoria, justicia.

El acompañamiento de las organizaciones…

PERU: ¿CUÁL ES EL ROL DE LA AUTORIDAD COMUNAL EN LAS MEDIDAS DE EMERGENCIA?

Las autoridades de las comunidades campesinas y nativas tienen facultades y obligaciones para intervenir en el cumplimiento de las medidas de emergencia sanitaria sobre aislamiento social y el control de la inmovilización social obligatoria.

Así lo sostiene el docente Antonio Peña Jumpa, quien señala que toda autoridad y persona, lo que incluye a las comunidades originarias, tienen la facultad de exigir y la obligación de participar en la prevención y mitigación del peligro que puede ocasionar un desastre

Si las autoridades comunales asumen la función de las autoridades políticas-locales y de las fuerzas del orden, les corresponde beneficiarse de un presupuesto para el cumplimiento de dichas funciones, acota Peña Jumpa.

“Dado el contexto de pandemia y amenaza de contagio del nuevo Coronavirus lo mínimo que cada comunidad debía recibir es un presupuesto para acceder a los instrumentos de protección contra la propagación del virus: mascarillas, útiles de limpieza, medicamentos, camillas y profesionales de la salud” detalló.

“Es indispensable también que estas comunidades (…) reciban el mismo apoyo que el gobierno central está entregando en las ciudades” propuso en el artículo que reproducimos a continuación:

Intervención de la autoridad comunal en el control del Coronavirus COVID-19

Por Antonio Peña Jumpa*

En el contexto actual de lucha contra la expansión del Coronavirus COVID-19 las Comunidades Campesinas, Comunidades Nativas y Rondas Campesinas o Nativas del Perú han intervenido con eficacia. Al respecto, un grupo de estudiantes de Derecho ha formulado las siguientes preguntas:

“¿Pueden las Comunidades y rondas campesinas o nativas fiscalizar el cumplimiento del aislamiento social obligatorio y la inmovilización social obligatoria en virtud de las facultades que el art. 149 de la Constitución les otorga?

“¿Las rondas campesinas o nativas están actuando ilegalmente al aplicar el uso de la fuerza (latigazos) contra las personas que salen de sus casas injustificadamente?

“Debería el Estado garantizarles los recursos necesarios (mascarillas y otros productos de higiene) para llevar a cabo estas funciones de manera eficiente y segura para su salud?”  (Estudiantes de Ius360°, PUCP, Lima, 26-03-2020)

Se trata de una consulta directa sobre el tema de competencia o participación de las autoridades comunales y/o ronderiles en el cumplimiento de las principales medidas de emergencia sanitaria: la prohibición de aislamiento social y control de la inmovilización social obligatoria. A continuación absolvemos las preguntas.

  1. Las Comunidades Campesinas y Comunidades Nativas, que incluyen el apoyo de las Rondas Campesinas o Nativas, son organizaciones sociales y culturales pre-existentes al Estado y Constitucionalmente tienen reconocida su personería jurídica y autonomía (Artículo 89º de la Constitución Política del Perú), y su función de resolución de conflictos (Artículo 149º de la Constitución Política del Perú). Conforme a estas normas constitucionales sus autoridades comunales tienen la facultad y obligación de intervenir en los temas, problemas o conflictos que involucra a sus miembros en sus comunidades y el espacio social que ocupan.
  2. A las normas constitucionales citadas se suman normas especiales sobre los derechos a la vida, a la salud, al orden público y a la gestión del riesgo de desastres que son garantizadas por la misma Constitución Política del Perú, tratados internacionales y por leyes especiales. Tratándose de la situación de pandemia y la emergencia sanitaria decretada, y el riesgo de contagio del virus COVID-19 en las Comunidades Campesinas y Nativas, conviene citar la Ley Nro. 29664 (publicada el 19-02-2011) que regula el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres. Conforme a esta ley, toda autoridad y persona, donde se incluyen a las y los miembros de las Comunidades Campesinas y Nativas, tienen la facultad de exigir, y la obligación de participar en la prevención y mitigación del peligro (el contagio del COVID-19) que puede ocasionar un desastre (ver artículos 14º y 18º específicamente).
  3. Dentro de este marco social, cultural, constitucional y legal, la respuesta a la primera pregunta es positiva. Las autoridades de las Comunidades Campesinas y Nativas, con el apoyo de las Rondas Campesinas o Nativas, tienen facultades y obligaciones para intervenir en el cumplimiento de las medidas de emergencia sanitaria sobre prohibición de aislamiento social y control de la inmovilización social obligatoria.
  4. ¿Tienen límites para actuar las autoridades comunales y ronderiles en estas funciones y obligaciones ante la emergencia sanitaria y el riesgo de desastre? Si. Los límites los impone sus propias comunidades y rondas, y su relación con el estado constitucional y con el cumplimiento de las leyes especiales aplicables. Esto significa que las autoridades comunales y ronderiles tienen la facultad de aplicar la fuerza pública para cumplir con las medidas de emergencia sanitaria, sin cometer abusos.

¿Es un abuso la aplicación de latigazos o chicotazos sobre aquellas personas que incumplen las medidas de emergencia sanitaria? La respuesta depende de los casos concretos. La comunidad o ronda y el contexto del cumplimiento de funciones de sus autoridades comunales determinan si aplicar un latigazo o chicotazo es o no un abuso. Si la Comunidad lo reguló tras un acuerdo o como parte de su derecho consuetudinario, un latigazo o chicotazo no sería un abuso; la autoridad comunal no actuaría ilegalmente.

  1. Al respecto, cabe tener presente la siguiente analogía. El aplicar un latigazo o chicotazo es una pena comunal (preventiva o final, dependiendo del caso) que puede ser menos dolorosa o restrictiva de derechos fundamentales que una detención preventiva o provisional practicada en estos momentos de emergencia sanitaria por la Policía Nacional o las Fuerzas del Orden. No existiendo Policía ni Fuerzas del Orden en las Comunidades Campesinas y Nativas, y no siendo práctica de estas comunidades tener calabozos o penales por los costos que acarrea, corresponde que las autoridades comunales procedan conforme a la decisión de sus comunidades y su derecho consuetudinario.
  2. Por último, es evidente que si las autoridades de las comunidades campesinas y nativas asumen la función de las autoridades políticas-locales y de las fuerzas del orden, les corresponde beneficiarse de un presupuesto para el cumplimiento de dichas funciones. Dado el contexto de pandemia y amenaza de contagio del nuevo Coronavirus lo mínimo que cada comunidad debía recibir es un presupuesto para acceder a los instrumentos de protección contra la propagación del virus: mascarillas, útiles de limpieza, medicamentos, camillas y profesionales de la salud.
  3. Es indispensable también que estas comunidades, que normalmente contribuyen a la economía nacional con recursos de la naturaleza (agricultura, ganadería, piscicultura, bienes de los bosques), reciban el mismo apoyo que el gobierno central está entregando en las ciudades. El gobierno tiene la oportunidad de compartir los recursos del erario nacional con las comunidades para desarrollar sus actividades económicas y mejorar sus condiciones de vida, adaptándose al nuevo orden mundial que se está construyendo tras la pandemia del Coronavirus COVID-19.

Agradecemos las preguntas y preocupación sobre el tema de parte de los estudiantes de Derecho.

(Escrito en Lima, los días 26 y 28 de Marzo de 2020).


* Antonio Peña Jumpa es profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú y de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Abogado, Magister en CCSS, PhD in Laws

FUENTE: SERVINDI

ONU: LOS ESTADOS DEBEN TOMAR MEDIDAS CONTRA LAS EXPRESIONES DE XENOFOBIA RELACIONADAS CON EL COVID-19

Los gobiernos deben asegurar que sus respuestas a la pandemia del COVID-19 no contribuyan a la xenofobia y a la discriminación racial, y deben erradicar la xenofobia en todas las políticas y mensajes estatales, dijo E. Tendayi Achiume, Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial.

“Crisis como la pandemia del coronavirus nos recuerdan que todos estamos conectados y que nuestro bienestar es interdependiente”.

“Es desalentador ver que autoridades, incluido el Presidente de los Estados Unidos, adoptar nombres alternativos para el coronavirus COVID-19. En lugar de utilizar el nombre internacionalmente reconocido del virus, estas autoridades han adoptado nombres con referencias geográficas, que generalmente se refieren a su aparición en China.

“Este uso calculado de un nombre geográfico para este virus se basa en el racismo y la xenofobia y los fomenta. En este caso, sirve para aislar y estigmatizar a las personas que son chinas, percibidas como provenientes de China o del este asiático.

“Esa irresponsable y discriminatoria retórica estatal no es un problema menor. Como señaló la Organización Mundial de la Salud en 2015: ‘los nombres de enfermedades realmente importan a las personas directamente afectadas … ciertos nombres de enfermedades provocan una reacción violenta contra miembros de comunidades religiosas o étnicas particulares … Esto puede tener graves consecuencias para la vida de las personas y sus medios de subsistencia’.

“Estas consecuencias ya se han hecho realidad. En los últimos dos meses, personas percibidas como chinas, de ascendencia china o de origen asitático han sido objeto de ataques racistas y xenófobos relacionados con el virus. Estos ataques han abarcado desde insultos de odio, pasando por la negación de servicios hasta actos brutales de violencia.

“Las expresiones de racismo y xenofobia relacionadas con COVID-19 en plataformas digitales han incluido acoso, discurso de odio, proliferación de estereotipos discriminatorios y teorías de conspiración. No es sorprendente que los líderes que intentan atribuir COVID-19 a ciertos grupos nacionales o étnicos sean los mismos líderes populistas nacionalistas que han convertido la retórica racista y xenófoba en el centro de sus plataformas políticas.

“Las respuestas políticas al brote de COVID-19 que estigmatizan, excluyen y hacen que ciertas poblaciones sean más vulnerables a la violencia son inexcusables, inconcebibles e inconsistentes con las obligaciones internacionales de los Estados en materia de derechos humanos.

“Además, la retórica política y las políticas que avivan el miedo y disminuyen la igualdad de todas las personas es contraproducente. Para tratar y combatir la propagación de COVID-19 de manera efectiva, las personas deben tener acceso a información de salud veraz y a suficiente atención médica sin temor a ser discriminadas.

“En conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, los Estados deberían reafirmar nuestras obligaciones conjuntas en aras a lograr la igualdad para todos y reconocer que nuestro trabajo no ha terminado.

Al tiempo que los Estados en todo el mundo adoptan esfuerzos coordinados para poner fin a esta pandemia, exhorto a todos los actores a garantizar que su trabajo contribuya a un concepto holístico de salud y bienestar, libre de racismo y xenofobia”.

Tendayi Achiume (Zambia) fue nombrada Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia por el Consejo de Derechos Humanos en septiembre de 2017. La Sra. Achiume es Profesora Asistente de la Escuela de Derechos de Los Ángeles de la Derecho en la Universidad de California. También es asociada de investigación del Centro Africano para la Migración y Sociedad de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.

Los Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el órgano más grande de expertos independientes del sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas, es el nombre general de los mecanismos independientes de determinación de hechos y monitoreo del Consejo que abordan situaciones específicas de países o cuestiones temáticas en todas partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan con carácter voluntario; no son funcionarios de las Naciones Unidas y no reciben un sueldo por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan servicios a título individual.

FUENTE: ONU